Cuando hacer un lavado de raices en nuestra planta de marihuana

Hemos hablado mucho sobre el lavado de raices en el final de la fase de floración y en otros momentos antes de la cosecha de nuestra planta de marihuana.

El lavado es una tecnica un tanto polémica: Algunos cultivadores dicen que no es necesario e incluso puede ser perjudicial para nuestra planta.

Por supuesto, esto podría deberse a que el lavado es fácil o difícil dependiendo de cómo se está cultivando.

Los sistemas hidroponicos en donde las raices estan sueltas y no tienen un suelo que las retenga es una situacion mucho mas simple para lavar las raices.

Si se esta cultivando en sustrato, es un tanto mas dificil pero a la vez necesario para evitar que las sales de los nutrientes que usamos se acumulen en el fondo del contenedor.

Un programa de lavado inteligente incluye un lavado al final de la fase de crecimiento y antes del inicio de la fase de floración. Esto expulsa el nitrogeno de las raíces. Un borrón y cuenta nueva para iniciar la floracion.

Si nota que las hojas se encrespan, presentan quemaduras y otros problemas que indiquen un exceso de nutrientes, es hora de hacer un lavado de raices.

Hay algunos errores que cometen los cultivadores a la hora de lavar las raices.

Un error es el uso de sales de Epsom. Me parece extraño que la gente recomiende el uso de sales de Epsom para lavar las raices de sales, dado que las sales de Epsom son sales (sulfato de magnesio).

Sin embargo, otro problema ocurre si se utiliza demasiada agua y se satura la zona radicular. A las plantas de marihuana no les gusta que sus raices se ahoguen. Son privadas de oxígeno y se preparan para la putrefacción.

Para lavados que no esten relacionadas con la cosecha, tales como lavados por exceso de nutrientes, se recomienda el uso de agua destilada.

Sus plantas de marihuana almacenan un porcentaje de lo que ingieren a través de sus raíces. Al hacer el lavado adecuado antes de la cosecha, se purga ese material almacenado por lo que sus cogollos se tornan más sabrosos.